GO-RESINLAB

El grupo operativo Resinlab visita Coca, el pueblo con más tradición resinera de España

El grupo operativo Resinlab se ha presentado a los resineros de Coca (Segovia). La Asociación Forestal de Segovia, Asfose, ha mostrado los objetivos y las actuaciones que desarrolla Resinlab para promover la innovación en el aprovechamiento, el asociacionismo y la transparencia en el mercado de la resina. El objetivo final de Resinlab es conseguir un sector nacional dinámico y con futuro.

Este tipo de encuentros sirven, además, para conocer las necesidades e intereses de los resineros para mantener su actividad. Resinlab recopila toda esta información con la intención de proponer a la administración pública medidas concretas que favorezcan la actividad resinera. “Es importante conocer la tipología del resinero de Segovia ya que esta provincia recoge el 50 % de la producción nacional”, ha comentado Héctor García Esteban, técnico de Asfose.

Héctor García ha señalado la multifuncionalidad de los bosques que se resinan, “permiten también el aprovechamiento de hongos, la corta de madera, la caza y los usos sociales, son un ejemplo de gestión sostenible que encaja perfectamente en el tipo de bosques que promueve la Unión Europea”.

Durante el encuentro ha explicado la Orden de ayudas destinadas a la mejora de la actividad resinera que promueve la Junta de Castilla y León con el objetivo de mantener la actividad del resinero en el monte los meses en los que cesa su actividad resinera. Su finalidad es subvencionar trabajos selvícolas para que sean realizados por los resineros cuando termina la temporada de resinación. Tiene la exigencia de que para poder acceder a las ayudas requiere que se resinen al menos 20.000 pinos, lo que obliga a la unión de varios resineros ya que uno solo no puede resinar al año esa cantidad. Los resineros valoraron positivamente la intención la Junta de Castilla y León de invertir en trabajos selvícolas en los montes, algo muy necesario en su opinión, pero consideraron escasas la ayudas y de difícil cumplimiento por varios motivos. La primera la dificultad es para ponerse de acuerdo con otros resineros para reunir los 20.000 pinos como mínino que se exigen para acceder a las ayudas. Las diferentes formas de entender el trabajo y su ejecución entienden los resineros que puede ser un problema para la valoración de los resultados.

Otros problemas que señalaron los resineros fueron la falta de experiencia y conocimientos selvícolas para realizar estas tareas, o la dificultad para disponer de herramientas adecuadas para realizar los trabajos. Propusieron que este tipo de ayudas tengan una duración mayor a la anual, lo cual permitiría al resinero autónomo comprar la maquinaria necesaria para que esta segunda actividad sea rentable.

El alcalde de Coca, Mariano Jesús Herrero Llorente, manifestó la importancia que tiene la resinación para su municipio, con algo más de 50 resineros trabajando en el término municipal, de los cuales la mitad son de Coca. “En el ayuntamiento hemos hecho un gran esfuerzo para reducir el alquiler de los pinos con el fin de favorecer la actividad y la creación de empleo. Es muy importante garantizar la permanencia de los resineros en el monte y su relevo generacional. Este año, si hubiésemos podido disponer de más pinos para resinar habríamos tenido más resineros trabajando”. Una actividad condicionada por los precios anuales.

Una vez más, quedó de manifiesto que la resinación es una actividad atractiva laboralmente si los precios que se pagan por la resina hacen viable su recogida. La fluctuación de la valoración del kilogramo de resina en función del mercado internacional de miera y sus derivados, así como de los precios de los hidrocarburos, dificultan disponer de un sector de empleo estable que garantice uno de los aprovechamientos sostenibles del monte más importantes de Castilla y León. Este año, debido a la subida de precios de los combustibles y la dificultad para el transporte internacional, la resina ha alcanzado el valor más elevado de los últimos años. Sin embargo, nadie puede garantizar que los precios se mantengan la próxima temporada, aunque las previsiones son positivas.

“El grupo operativo Resinlab elabora un observatorio de datos de la resina con la intención de favorecer un mercado transparente, lo cual permitirá tomar las decisiones más acertadas para garantizarse su futuro. Nos dará nuestro verdadero potencial para desarrollar actuaciones técnicamente viables y económicamente rentables”, señaló Patricia Gómez, gerente de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores COSE. GRUPO OPERATIVO RESINLAB El Grupo Operativo RESINLAB es un laboratorio experimental (Living labs) formado por una red de parcelas en las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha, Castilla y León y Extremadura. Propietarios, gestores, investigadores, resineros y la industria de transformación trabajan conjuntamente para innovar en los procesos de obtención de la resina; en los modelos profesionales que permitan una mayor rentabilidad a resineros y propietarios; y en la mejora de la cadena de valor que garantice el mantenimiento de la actividad y del mercado nacional. Las parcelas experimentales están ubicadas en Huerta del Marquesado (Cuenca), Cobeta (Guadalajara), Tabuyo del Monte (León), Nieva (Segovia), Cuéllar (Segovia), Tardelcuende (Soria), Gata (Cáceres) y Garbayuela (Badajoz).

El grupo operativo GO-RESINLAB, Red de Territorios para el impulso de la actividad resinera, ha recibido para su proyecto de innovación una subvención de 570.699,77 €. El importe del proyecto es cofinanciado al 80 % por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y al 20 % por fondos de la Administración General del Estado (AGE), tal como se establece en el Real Decreto 169/2018, de 23 de marzo.

El organismo encargado del contenido es el GO-RESINLAB. La autoridad de gestión encargada de la aplicación de la ayuda del FEADER y AGE es la Dirección General de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria (Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación). Comisión Europea: Área de Agricultura y Desarrollo Rural. Forman parte de este proyecto como socios: CESEFOR, COSE, JOGOSA, ADISGATA, FAFCYLE, Sociedad Cooperativa PINASTER, Industrial Resinera VALCAN S.A. y LURESA Resinas S.L.